fbpx
332

Las escalas musicales son la base de la música. Absolutamente toda la música se hace a partir de las escalas. En este artículo te explicaremos todos los detalles sobre las escalas musicales: qué son, para qué sirven, cómo se construyen, cuáles son las principales, e incluso un poco de teoría e historia. De aquí saldrás sabiendo todo lo básico sobre las escalas musicales.

¿Qué es la escala musical y para qué sirve?

¿Te imaginas cómo sonaría una orquesta si los distintos instrumentos no tocaran notas que armonicen unas con otras? Sería un gran caos. ¡Un verdadero desconcierto! En cambio, si los instrumentos acuerdan tocar notas que armonicen entre sí, a eso sí que lo podemos llamar concierto. Esta comunicación armónica entre los instrumentos es posible gracias a las escalas musicales.

Si te has preguntado: “¿Qué es la escala general de los sonidos?”, la respuesta es la siguiente: es el conjunto de todas las notas musicales, a partir de las cuales se construyen las escalas musicales específicas. De manera convencional nuestro sistema musical se compone de 12 notas, en las cuales se basa toda la música. Son 7 notas naturales y 5 con “alteraciones”, llamadas “sostenidos” (se representan con el símbolo de #) o bemoles:

Do | Do# | Re | Re# | Mi | Fa | Fa# | Sol | Sol# | La | La# | Si

Una escala musical se define como una selección específica y ordenada de 5 o más de estas notas, y suele tomar el nombre de la primera nota, que se denomina tónica. Así tenemos, por ejemplo, las escalas de Do mayor, Do menor, Do# mayor, Do# menor, Re mayor, etc.

Cuando 2 o más instrumentos, o incluso todos los instrumentos de una orquesta, se ponen de acuerdo en cuál de estas tonalidades van a tocar la música, es como si empezaran a hablar “el mismo idioma”, es decir, gracias a tocar en una misma tonalidad con escalas musicales específicas, pueden combinar sus sonidos armónicamente.

Las escalas musicales permiten incluso la improvisación. Si, por ejemplo, una orquesta se pone de acuerdo en que va a tocar en Fa mayor, luego, mientras la orquesta toca la base armónica, algunos de los instrumentos (los violines, el piano, la guitarra, las trompetas, etc.) pueden ir emitiendo secuencias melódicas basadas en la escala de Fa mayor o alguna de sus variantes o relativas, y técnicamente todo debe armonizar muy bien.

¿Cómo se hacen las escalas musicales? Un poco de teoría

Para formar, por ejemplo, la escala diatónica de Do mayor, empezaremos por Do, que en este caso será la tónica, y elegimos una secuencia de 7 notas a intervalos de 2 tonos, 1 semitono, 3 tonos y 1 semitono. La última nota es casi siempre la primera en octava alta:  

Do | Re | Mi | Fa | Sol | La | Si | Do

Y asimismo si construimos la escala de Re mayor, quedaría así:

Re | Mi | Fa# | Sol | La | Si | Do# | Re

Nótese que en la escala de Re mayor hemos tenido que añadir 2 sostenidos en el tercer y séptimo grados para poder mantener los intervalos de la escala mayor diatónica. Cada nota de la escala musical está separada por lo que se conoce como semitono o croma. De Do a Do# hay un semitono, de Do# a Re hay otro semitono, y así sucesivamente. Entre Mi y Fa no hay sostenido sino un semitono natural sin necesidad de alteraciones, y lo mismo ocurre entre Si y Do. Según la convención actual, cada sostenido de una nota es idéntico al bemol de la nota siguiente. Es decir: Do sostenido = Re bemol, y así sucesivamente.

Las escalas musicales del mundo occidental (las escalas musicales orientales son distintas y más complejas) han tenido un largo proceso de formación. Las primeras noticias sobre escalas musicales proceden de los pitagóricos de la antigua Grecia, la cuna de la cultura occidental. Luego de aquello ha llovido mucho. Las escalas musicales de la actualidad son el resultado de haber convertido en un sistema muchas escalas musicales surgidas en diferentes épocas y lugares del mundo.

¿Cuáles son los tipos de escalas musicales?

Si alguna vez te has preguntado: ¿Cuántas y cuáles son las escalas musicales?, debes saber que no se puede establecer una cifra exacta, ya que, además de las tantas que ya existen, incluso se pueden improvisar o combinar. Así que sería imposible poner aquí todas las escalas musicales, porque son muchísimas. Se puede decir que desde el punto de vista de la música clásica tonal existen 24 escalas: 12 mayores y sus 12 relativas menores. Pero esto ni por asomo agota la cuenta.

Si intentáramos contar todas las escalas musicales de cada tono más allá de sus variantes mayores y menores, incluyendo en la cuenta las casi infinitas variaciones de escalas armónicas, melódicas, naturales, artificiales, disminuidas, aumentadas, pentatónicas, modos griegos, e incluso según el modelo de afinación del instrumento o los distintos conceptos para géneros musicales (jazz, funk, rock, country, etc.): ¡No acabaríamos nunca!

La clasificación de las escalas musicales es variada. Una de las clasificaciones más simples se basa en si la sucesión de notas va de lo grave a lo agudo (escala ascendente) o de lo agudo a lo grave (escala descendente). Es típico que cuando alguien estudia una escala en un instrumento, repita la misma escala de forma ascendente y luego de forma descendente.

Pero uno de los puntos de vista de clasificación más frecuente es el de la cantidad de notas. Es muy frecuente que las escalas musicales se conformen de 7 notas (en las llamadas escalas heptáfonas o heptatónicas), por ejemplo, la de Do mayor que ya hemos visto. Sin embargo, hay además escalas de menos o más notas. Por ejemplo: 

  • Escalas de 5 notas (pentáfonas o pentafónicas).
  • Escalas de 6 notas (hexáfonas). 
  • Escalas de 12 notas (dodecáfonas o dodecafónicas).
  • Etcétera.

Otra forma de clasificación frecuente se basa en los intervalos que existan entre las notas. Las principales son:

  • Cromáticas: Escalas formadas por la sucesión de las 12 notas o semitonos (cromas) que se incluyen dentro de una octava. Hay como mínimo 6 tipos de escala cromática.
  • Diatónicas: Son las escalas formadas por una octava de intervalos de segundas: 2 segundas menores (semitonos) y 5 segundas mayores (tonos). Hay 2 tipos básicos de escalas diatónicas:
    • Diatónicas mayores 
    • Diatónica menores

Las escalas diatónicas además tienen distintos modos, según la nota desde que se comience la escala. Estos se llaman “modos griegos”, porque proceden de la música de la antigua Grecia, es decir, de la cuna de la cultura occidental. Los modos griegos son 7: Jónico, Dórico, Frigio, Lidio, Mixolidio, Eólico y Locrio.

Otro criterio de clasificación es el de si las escalas musicales son naturales (las que hemos visto hasta ahora) o artificiales (las creadas por algún músico o estilo; por ejemplo, la llamada “escala menor bachiana”, creada por J. S. Bach).

Escalas musicales piano

Las escalas musicales son de una importancia tan grande, que de hecho los instrumentos musicales se fabrican siguiendo las escalas, y no a la inversa. El ejemplo más claro de esto es el piano. El teclado del piano tiene el diseño ideal de la escala diatónica. Tiene 7 teclas blancas que representan las 7 notas musicales naturales, y 5 teclas negras que representan las alteraciones, es decir, los sostenidos o bemoles. Con estas 12 notas se hace toda la música. Las combinaciones son casi ilimitadas.

Como las teclas del piano (a diferencia de la guitarra) se pueden tocar con las dos manos simultáneamente, los usos de las escalas musicales en el piano son muy ricos y variados. La mano izquierda puede ir poniendo la armonía en los bajos y marcando un ritmo, mientras que la mano derecha puede ir construyendo melodías basadas en escalas que armonicen con la tonalidad. Es casi como si fueran dos instrumentos a la vez.

Las escalas musicales para piano, debido a la amplia tesitura de este instrumento, se escriben en clave de Sol y en clave de Fa al mismo tiempo.

Escalas musicales guitarra

Las escalas musicales de guitarra también pueden enriquecerse tocando no una nota cada vez sino varias a intervalos de tercera, quinta, etc. Por ejemplo, si se trata de una escala de Do mayor, cuando tocas la nota Do, le puedes sumar simultáneamente las notas Mi y/o Sol, cuando tocas Re le puedes sumar simultáneamente Fa y/o La, etc. Esto genera una sonoridad muy agradable.

Las escalas musicales para guitarra acústica, electroacústica o eléctrica, normalmente se ejecutan pisando una o varias cuerdas con los dedos de la mano izquierda en trastes específicos del mástil del instrumento, mientras con los dedos índice y anular de la mano derecha se van pulsando las cuerdas para emitir todas las notas.

Las escalas musicales para guitarra se escriben en clave de Sol. Esto se debe a que la tesitura de la guitarra es más aguda en comparación con la del piano.

Share
Go top